Menú
PUBLICIDAD
Síguenos en
Cómo hacer Vaporub casero para aliviar la congestión nasal
Cocina Vital > Blogs de Cocina > Tips de Salud > Cómo hacer Vaporub casero para aliviar la congestión nasal

Cómo hacer Vaporub casero para aliviar la congestión nasal

Comparte
¡Aquí la receta! Este ungüento de mentol es ideal para aliviar la congestión nasal de toda la familia, ¡anímate y prepara tu propio vaporub casero!

El tradicional ungüento mentolado ha sido usado por generaciones gracias a su efectividad para aliviar la tos y congestión nasal. Basta con aplicar una generosa cantidad en la zona del pecho y cuello. El mentolado olor de este vaporub casero ayudará a abrir las fosas nasales mejorando la respiración brindando alivio.

Aprende a preparar tu propio Vick vaporub casero

MÉTODO 1

Con esta receta podrás preparar el clásico ungüento mentolado, perfecto para sentir alivio descongestionante instantáneo.

INGREDIENTES

  • 100 ml de Manteca o aceite de coco, de oliva o almendras.
  • 200 g Manteca de cacao
  • 20 gotas de Aceite esencial de eucalipto
  • 20 gotas de Aceite esencial de menta
  • 10 gotas de Aceite esencial de romero
  • 200 g Manteca de cacao

PROCEDIMIENTO

  1. DERRITE la manteca de coco a baño María o en el microondas en intervalos de 10 segundos. Mueve poco a poco hasta que quede líquida. Reserva.
    • Si elegiste aceite, omite este paso.
  2. DERRITE la manteca de cacao a fuego lento, remueve hasta deshacer y quede líquida. Retira del fuego.
  3. AGREGA la manteca de coco o aceite que hayas elegido.
  4. REMUEVE hasta que se mezcle completamente.
  5. AÑADE los aceites esenciales y mezcla.
  6. VIERTE la mezcla a un frasco de vidrio, deja solidificar y tapa.
  • CONSERVA hasta por un año.Cómo hacer Vaporub casero para aliviar la congestión nasal

MÉTODO 2

El poder de este ungüento mentolado es menos potente que el anterior, perfecto para las personas más delicadas a esta esencia.

INGREDIENTES

  • 60 ml de Aceite de coco
  • 12 gotas de aceite esencial de eucalipto (lavanda o romero)

PROCEDIMIENTO

  1. CALIENTA el aceite de coco, sin que hierva.
  2. AÑADE el aceite esencial y mezcla.
  3. VIERTE la mezcla en un tarro de vidrio, deja solidificar y tapa.

No olvides siempre acudir con tu médico para una revisión oportuna ante cualquier malestar o condición presentada.

Relacionadas


Escrito por: Pamela Montaño
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD