Nuestros sitios
Compartir
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.

Tips de Salud

Hierro, un nutriente esencial para tu sangre | Síntomas

Por: Cocina Vital 02 Dic 2019

De acuerdo con la OMS, 50% de las mujeres y niños en los países desarrollados padecen anemia.


¿Qué te pareció el artículo ?

(5)

Hierro, un nutriente esencial para tu sangre | Síntomas

El hierro es un nutriente necesario para mantener nuestro organismo en buen estado. El déficit de este mineral provoca anemia, embarazos de alto riesgo, bebés prematuros y afecta tu condición física.

Nuestro cuerpo necesita el hierro para fabricar hemoglobina y células rojas en la sangre; éstas son las encargadas de transportar oxígenos a los órganos y tejidos. Cuando se tiene anemia ferropriva (por falta de hierro), las células reciben menos oxígeno y se debilitan.

Factores como la vida acelerada, la moda de la delgadez extrema y la ingestión de comida chatarra provocan que las personas no se alimenten de forma adecuada y disminuyan sus niveles de hierro.

De acuerdo con la OMS, 50% de las mujeres y niños en los países desarrollados padecen anemia.

Población con mayor riesgo de padecer anemia

  • NIÑOS EN EDAD PREESCOLAR, puede provocarles problemas de aprendizaje.
  • Te recomendamos este video

  • Personas con DELGADEZ EXTREMA o que están bajo una dieta restrictiva sin la guía de un Nutriólogo.
  • Mujeres EMBARAZADAS.
  • Mujeres entradas en la MENOPAUSIA; debido a las alteraciones hormonales.
  • Personas de la TERCERA EDAD, los problemas digestivos dificultan la asimilación de nutrientes.
  • VEGETARIANOS, pues aunque consumen leguminosas ricas en hierro como espinacas, acelgas y berros, su aporte no es igual al de las carnes

Muy atenta, estos son algunos de lo síntomas

Por desgracia, la mayoría de las personas no sabe que sus niveles de hierro son bajos hasta que ya tienen anemia. Si detectas alguno de los siguientes síntomas, acude a tu médico para una revisión y un examen de sangre.

  • Te sientes cansada, somnolienta y débil.
  • Tu piel y párpados oculares internos están pálidos.
  • Tienes ojeras.
  • Sientes ligeras taquicardias.
  • Percibes cierta debilidad en las piernas.
  • Estás de mal humor e irritable.
  • Has perdido el apetito.
  • Sientes vértigos y mareos repentinos.
  • Tu cabello se ve seco o dañado.
  • Se te antoja chupar hielo, barro, gis o sustancias que no son comestibles.

Prevén la anemia

Evita que tú y tu familia desarrollen esta enfermedad, con los siguientes consejos:

  • Atiende a las señales que manda tu cuerpo: si te sientes fatigada, cambia tus hábitos alimenticios.
  • Incluye en tu dieta alimentos ricos en hierro heme (se absorbe mejor), como carne roja, ostras, pollo, pescados, frutos secos, leguminosas y hortalizas de hoja verde, principalmente lentejas y espinacas.
  • Si padeces alguna enfermedad crónica o problemas intestinales graves, es necesario que ingieras algún suplemento de hierro, pues tu cuerpo no lo absorbe de manera correcta.
  • El café, el té (sobre todo el negro, por contener taninos), la fibra y el ácido fítrico (presente en panes sin levadura), reducen la absorción de hierro, limita su consumo.
  • Si durante la menstruación tienes hemorragias fuertes, a menudo presentas sangrado nasal, padeces de hemorroides, infecciones intestinales que provoquen sangrados, divertículos o úlceras estomacales, debes aumentar tu ingesta de hierro, para compensar la pérdida en sangre.
  • Si preparas una sopa de espinaca, no la licúes con leche, porque el calcio disminuye la calidad del hierro. Mejor elabora una sopa de pasta con hojas de espinaca o acelgas.
  • Cuando comas alimentos ricos en hierro, acompáñalos con jugo de naranja, pues la vitamina C facilita su absorción.
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ el recetario PLATILLOS DE MÉXICO y prepara deliciosas y prácticas recetas. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?