Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Trucos para cuidar el pasto en invierno. ¡Logra un pasto verde y bonito a pesar del frío!

Por: Alma Mejia 19 Nov 2020
Trucos para cuidar el pasto en invierno. ¡Logra un pasto verde y bonito a pesar del frío!

El pasto es uno de los más olvidados de nuestro jardín en temporada de frío. Por ello te vamos a compartir trucos para cuidar el pasto en invierno.


Cuando llega la temporada de frío muchas veces nuestro pasto y jardín pasan a segundo plano. Y es que solo nos preocupamos por resguardarnos en casita y mantener el calor dentro tanto como podamos. Pero lograr un césped verde y hermoso en temporada de frío no es cosa imposible con estos trucos para cuidar el pasto en invierno que estamos por compartirte.

Te recomendamos este video

Debes saber que incluso con frío, hay labores de jardinería que se pueden hacer en enero y que ayudan a mantener nuestro jardín de cara a la próxima temporada primaveral.

No lo vamos a negar, uno de los grandes olvidados en invierno es el pasto. Ese manto verde y natural que requiere de cuidados y necesidades especiales.

Cuidados del pasto

Si tuviste la genial idea de aplicar una buena capa de abono de liberación lenta durante el otoño, ya habrás hecho mucho para proteger el césped en invierno. No obstante, además de haber tenido esta precaución, es importante llevar a cabo otras tareas para mantenerlo con vida y hermoso.

Para comenzar, debes retirar con la ayuda de un rastrillo las hojas secas y húmedas que están comenzando a descomponerse sobre el pasto. Es común que se piense que pueden ser un buen abono natural, lo cierto es que estas hojas húmedas sólo ayudarán a que el césped se pudra y se conviertan en fuente ideal para los grandes enemigos del pasto: los hongos.

Durante los meses de frío lo mejor es cortar lo menos posible el pasto y cuando lo hagas, mantén un corte alto de la hierba. Así no sólo proteges las raíces del césped sino que evitas que los malos compañeros, como el musgo y la mala hierba, se hagan resistentes. También debes procurar cortar el pasto cuando ya está seco, para evitar la proliferación de hongos.

Otra cosa que debes poner en práctica es bajar considerablemente el riego del césped. Y es que hay que recordar que las heladas generan rocío y, por lo tanto, humedad. De ahí que con ella y con algunas lluvias sea más que suficiente para el pasto. En caso de no tener heladas ni lluvias, lo ideal es regar el pasto una vez por semana.

Es importante que lo riegues en las horas centrales del día, pues así facilitaremos que el resto del día se elimine el exceso de agua y así evitar que el pasto se pudra.

Verás que con estos sencillos trucos podrás cuidar el pasto en invierno y lograr mantenerlo en el mejor estado.

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ el recetario Navidad crujiente¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?