Nuestros sitios
Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

9 alimentos que nunca, pero nunca debes comer crudos ¡Son un peligro!

Por: Alfredo Guzmán Tadeo 12 Jun 2024
9 alimentos que nunca, pero nunca debes comer crudos ¡Son un peligro!

La mayoría de nosotros somos conscientes de que nunca debemos comer carne cruda o poco cocida y huevos crudos, pero ¿sabías que hay varios otros alimentos que deben cocinarse antes de comer para evitar efectos nocivos?. Acá te enlistamos los alimentos que no se deben comer crudos, ya que podrían afectar tu salud. Además, conoce 6 alimentos que controlan los niveles de azúcar de manera efectiva.

Si en algún momento se te ha pasado por la cabeza tomar algún alimento crudo, sin cocinarlo antes, más vale que tengas cuidado. Algunos alimentos crudos pueden llegar a ser muy peligrosos para la salud.

Calentar, aunque sea unos minutos los alimentos siempre es una buena opción. El calor elimina microorganismos vivos que se encuentran en la comida y que son realmente malos porque nuestro cuerpo no es capaz de procesarlos fácilmente o porque pueden resultar hasta venenosos.

¡Algunos de estos alimentos que no se deben comer crudos son bastante comunes y pueden sorprenderte!

10 alimentos prohibidos y permitidos para eliminar piedras en la vesícula

Alimentos prohibidos para quien padece ansiedad

6 consejos para organizar mejor tu refrigerador y conservar tus alimentos

1. Papas

1. Papas
Las papas son un alimento básico en muchas comidas, pero nunca deben comerse crudas. Las papas crudas pueden causar hinchazón y otros efectos gastrointestinales no deseados, y eso se debe a que contienen almidones que resisten la digestión. Las papas cocidas no tienen este efecto porque el proceso de cocción descompone los almidones. Si sus papas tienen manchas verdes o parches, no debe comerlas incluso después de cocinarlas. Esto se debe a que las manchas verdes contienen una toxina llamada solanina, que puede causar intoxicación alimentaria. En caso de duda, ¡tíralos! Leer más

2. Yuca

2. Yuca
La cocina sudamericana utiliza mucha yuca y está repleta de nutrientes. Sin embargo, las hojas y raíces de la yuca cruda contienen glucósidos cianogénicos, sustancias químicas que liberan cianuro mortal cuando se comen. La yuca sigue siendo un tubérculo valioso, pero asegúrese de lavarla bien, enjuagarla bien, pelarla y cocinarla antes de comerla. Leer más

3. Frijoles rojos

3. Frijoles rojos
Los frijoles rojos son una adición saludable y económica a la dieta, y los enlatados y cocidos son perfectamente seguros para comer. Los frijoles crudos, por otro lado, son extremadamente peligrosos. Los frijoles crudos contienen la toxina fitohemaglutinina, que puede causar síntomas similares a los de una intoxicación alimentaria. Si compra frijoles crudos, asegúrese de hervirlos durante al menos diez minutos antes de comerlos. Leer más

4. Salchichas

4. Salchichas
Incluso las salchichas cocidas no son nutritivas, pero comerlas crudas puede provocarte una enfermedad desagradable. Mucha gente piensa que debido a que las salchichas vienen precocidas, son seguras para comer directamente del paquete, pero no lo son. La FDA dice que las salchichas envasadas pueden contaminarse con la bacteria Listeria, que solo se puede destruir recalentando las salchichas a una temperatura segura. Leer más

5. Leche

5. Leche
Mucha gente no sabe que existe la leche cruda, pero es leche sin pasteurizar directamente de la vaca. Esta leche puede contener bacterias como E. coli y Salmonella, y según la FDA, la leche cruda tiene 150 veces más probabilidades de causar enfermedades transmitidas por los alimentos que cualquier otro producto lácteo. La leche cruda todavía se vende legalmente en varios estados, incluidos Arizona, California, Connecticut, Idaho, Maine, Nevada y Washington, así que asegúrese de verificar que la leche esté pasteurizada antes de comprarla. Leer más

6. Brotes

6. Brotes
La gente piensa que los brotes jóvenes son saludables para comer, pero los brotes de alfalfa y rábano pueden tener bacterias dañinas como E. coli, Salmonella y Listeria al acecho. Los germinados se cultivan en condiciones cálidas y húmedas que a estas bacterias les encantan, y esta es la razón por la que debe asegurarse de que sus brotes estén lo más frescos posible cuando los compre. Si los compra localmente o en un mercado de agricultores, puede ser más seguro que en una tienda donde podrían haber estado sentados durante días. También debes lavarlos y cocinarlos antes de comerlos. Leer más

7. Almendras amargas

7. Almendras amargas
La forma más común de almendras son las "almendras dulces", y estas son las que puede comprar en su supermercado. Estas almendras son nutritivas y perfectamente seguras. Sin embargo, hay una variedad de almendras llamadas 'almendras amargas', que contienen una combinación mortal de cianuro de hidrógeno y agua. Se necesitarían alrededor de 70 de estas almendras para matar a un adulto, pero afortunadamente la mayoría de las tiendas de comestibles no venden esta variedad. Leer más

8. Harina

8. Harina
¿Te encanta comer masa cruda para galletas? ¡Puede que no después de leer esto! El huevo crudo en la mezcla es peligroso, pero la harina cruda podría ser igual de dañina. Recientemente, la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han advertido que la harina cruda es un riesgo potencial para la salud. Esto se debe a la posibilidad de que la harina entre en contacto con bacterias como E. coli en el viaje que realiza desde el campo hasta el armario de alimentos. Leer más

9. Berenjena

9. Berenjena
Las berenjenas crudas contienen solanina, la misma toxina de las papas verdes, y las berenjenas más jóvenes que se cosecharon temprano contienen la mayor cantidad. Tendrías que consumir mucha berenjena cruda para sufrir una intoxicación por solanina, pero es mejor estar seguro y cocinarla de todos modos, especialmente porque algunas personas son alérgicas a las berenjenas crudas. Leer más
Te recomendamos
Alfredo Guzmán Tadeo
Alfredo Guzmán Tadeo Editor General de Cocina Vital | Periodista y Comunicador Periodista y comunicador con más de 15 años ejerciendo mi pasión a través de las palabras, lo que significan y logran al contar historias. Apasionado con los sabores, colores y texturas de la comida. Desde hace más de 7 años, un chef en proceso con gustos por ensaladas, guisados y postres.