Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¿Las proteínas de la leche materna ayudan a los bebés a no padecer alergias?

Por: Cocina Vital 09 Sep 2015
¿Las proteínas de la leche materna ayudan a los bebés a no padecer alergias?

¿Es cierto que la proteína de la leche materna protege a los infantes contra el desarrollo de alergias y otras enfermedades? Nadie lo duda: la […]


¿Es cierto que la proteína de la leche materna protege a los infantes contra el desarrollo de alergias y otras enfermedades?

Nadie lo duda: la leche materna ofrece todos los nutrimentos necesarios para que los recién nacidos crezcan fuertes y sanos. Este fluido vital contiene sustancias que no sólo ayudan a desarrollar las capacidades físicas y mentales del bebé, sino que también previenen contra enfermedades. En este sentido, muchos expertos afirman que la leche materna es una barrera natural contra las alergias.

Hoy día, las alergias son más comunes que nunca, de acuerdo con el Libro Blanco de la Organización Mundial de las Alergias, y se presentan con mayor frecuencia en niños.

Una alergia ocurre cuando el sistema inmunitario considera que una sustancia peligrosa (alérgeno, que es principalmente la proteína de un alimento) ha entrado en el organismo y comienza a atacarla y a defenderse. Así, desencadena una reacción que puede presentar diversos síntomas, entre ellos irritabilidad, ronchas en la piel y estómago delicado.

3

Lactancia, una barrera natural

Los especialistas concuerdan con que la leche materna es un factor importante para fortalecer el sistema inmune de los bebés, y por ende, para prevenir las alergias.

Diversos estudios han demostrado que la lactancia durante los primeros meses de vida se relaciona con un menor índice de alergias debido a la cantidad y calidad de proteínas que contiene.

La leche materna contiene anticuerpos que están formados por proteínas llamadas inmunoglobulinas las cuales promueven la tolerancia oral, lo que indica que tienen pequeñas cantidades de alérgenos que sensibilizan poco a poco a tu bebé, lo cual evita que se generen reacciones excesivas o alergias.

Las proteínas de la leche materna también intervienen en el desarrollo de una flora intestinal saludable en el bebé, proliferando la formación de bifidobacterias las cuales ayudan a prevenir infecciones causadas por bacterias patógenas.

2

Un bebé que lleva cuatro meses siendo amamantado tendrá una protección mayor contra las alergias. Algunas investigaciones han revelado que los bebés alimentados exclusivamente con pecho son menos propensos a sufrir dermatitis atópica, una reacción de la piel que se caracteriza por el enrojecimiento, las erupciones y descamación, y que reduce las posibilidades de sufrir asma.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la mejor manera de prevenir las alergias es mantener la lactancia materna exclusiva durante seis meses y retrasar la introducción de alimentos potencialmente alergénicos como papilla con trigo, avena, cebada o centeno, leche de vaca, huevos, pescado y soya hasta después de los 24 meses de edad, principalmente si existen antecedentes de alergias en los padres o familiares.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ el recetario Bebidas para una Noche Mexicana¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?