Nuestros sitios
Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Fraude de cuaresma: conoce el engaño de camarones congelados

Por: Alfredo Guzmán 20 Feb 2024
Fraude de cuaresma: conoce el engaño de camarones congelados

Si en muchos supermercados compras pescados y mariscos, es importante conocer el nuevo fraude camarones congelados y cómo puedes evitarlo.


En México es muy común que en la temporada de Cuaresma se consuma mucho los pescados y mariscos, debido a la tradición católica. Sin embargo, los consumidores que compren productos del mar podrían estar pagando más agua que proteína. Acá te contamos todo sobre el fraude de camarones congelados. Además, conoce 5 fraudes en precios de tortillas, huevo, leche y más según Profeco.

De acuerdo a Oceana, una organización internacional centrada en la conservación de los océanos, el fraude es una práctica común por la que no se dan kilos completos de pescado. Pero ¿De qué se trata?, la idea es recibir hasta el 50% del peso del producto empacado es glaseado, una capa de agua congelada que protege a los productos del mar para su distribución.

“De todos los filetes de pescado y camarones congelados analizados se halló un porcentaje de glaseo de 16.37%”, dijo Renata Terrazas, directora de Campañas de Transparencia de Oceana.

fraude de camarones congelados

¿Se puede denunciar?

Desafortunadamente como no existe ninguna regulación que diga cuánto porcentaje de glaseado se puede poner. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no puede aplicar sanciones. Además de que las empresas que venden el producto así, no informan al consumidor sobre los porcentajes de glaseado y de camarones.

Cabe destacar que los camarones congelados, así como el pescado tilapia importados arrojan un porcentaje de glaseo superior a un 30% en promedio. Lo que significa que por cada kilo de producto el consumidor está pagando alrededor de 300 gramos de agua congelada.

Por ejemplo, la experta señala que el camarón importado cuesta en promedio $290 por kilo en los supermercados, pero tiene 31% de glaseado, por lo que un kilo termina costando $427. Mientras que el camarón nacional en supermercados cuesta en promedio $386 por kilo, con un 13% de glaseado, así que termina costando $444; de tal forma ambos tienen casi el mismo precio, aunque la percepción para el consumidor es que los importados son más baratos, pero termina defraudado al pagar más.

fraude de camarones congelados

Recomendación de Profeco para evitar este fraude

Por su parte, la Profeco recomendó evitar pescados congelados “y, sobre todo, aquellos que notoriamente estén elevados en tamaño, ya que podrían estar inflados por agua inyectada y al cocinarse esa agua se pierde y se reduce el tamaño real del pescado”.

Además, se puede pensar en comprar camarones frescos y consumirlos en el tiempo determinado. De ese modo, Oceana propone un etiquetado para los pescados y mariscos, en el que se incluya los siguientes puntos:

  • El nombre comercial y científico de la especie marina.
  • Te recomendamos este video
  • Nombre de la embarcación
  • Número de identificación y permiso.
  • Dónde fue capturado, con qué arte de pesca, en qué fecha.
  • Información sobre los procedimientos realizados después de la captura como congelación.
  • Porcentaje de glaseo
  • Información del empaque.

fraude de camarones congelados

Ahora que ya conoces el fraude de camarones congelados, te puede interesar el siguiente contenido:

¿Cómo escoger pescado fresco? Trucos para elegir fácilmente y evitar intoxicación

Este es el costo real de un kilo de tomate verde según Profeco

2 consejos para comprobar cuánto gas tiene el tanque estacionario o de cilindro

Alfredo Guzmán
Alfredo Guzmán Periodista y Comunicador | Editor Web de Cocina Vital Periodista y comunicador con más de 15 años ejerciendo mi pasión a través de las palabras, lo que significan y logran al contar historias. Apasionado con los sabores, colores y texturas de la comida.
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Cocina Vital
Descarga AQUÍ el recetario Dúos perfectos: 12 recetas para vacaciones ¡GRATIS!
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!