Menú
PUBLICIDAD
Síguenos en
horno-limpio
Cocina Vital > Blogs de Cocina > Tips de Cocina > ¿Cómo limpiar el horno?

¿Cómo limpiar el horno?

Comparte
El horno es un espacio cerrado, donde se cocinan los alimentos con un calor constante. Seguramente has sufrido para limpiarlo después de cocinar una cena especial para tu familia, pareja o amigos. Para que sigas cocinando nuestras recetas y que la limpieza del horno no sea un pretexto, te decimos cómo limpiar el horno con remedios […]

El horno es un espacio cerrado, donde se cocinan los alimentos con un calor constante. Seguramente has sufrido para limpiarlo después de cocinar una cena especial para tu familia, pareja o amigos. Para que sigas cocinando nuestras recetas y que la limpieza del horno no sea un pretexto, te decimos cómo limpiar el horno con remedios caseros. ¡Es muy fácil!

Tips para limpiar el horno 

  1. Cubre con abundante sal mientras está caliente. Cuando se enfríe habrá una corteza que podrás retirar sin problema. ¡Quedará reluciente!

sal

  1. Coloca dentro del horno un recipiente con agua y el jugo de dos limones a 250 °C por 20 minutos, así eliminarás malos olores.

limón-agua-bicarbonato-de-sodio

Tips para quitar el cochambre de la estufa

  1. Mezcla una cucharada de bicarbonato con agua y rocía. Deja actuar durante la noche. Al otro día, limpia con un paño húmedo y verás que el cochambre sí se quita.

bicarbonato-de-sodio

Consejos de seguridad

  • No dejes que se acumule el cochambre, porque podría provocarse un incendio. No es broma. El cochambre contiene grasa e impurezas que son fácilmente inflamables. No pongas en riesgo a tu familia y organícense para mantener el horno muy limpio.

horno-abierto-con-cochambre

  • Revisa que tengas una salida de aire en tu cocina, así el espacio donde se genera calor podrá ventilarse. Esto ayudará con los olores y a regular el ambiente después de haber cocinado en el horno.

5 increíbles tips para decorar comedores pequeños

¿Cuáles son tus secretos para limpiar el horno?

 

Relacionadas


Escrito por: Anabel Oviedo
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD