Menú
PUBLICIDAD
Síguenos en
Cómo conservar y almacenar la leche materna correctamente | Lactancia materna
Cocina Vital > Blogs de Cocina > Recetas y nutrición del bebé > Conserva y almacena la leche materna correctamente | Lactancia

Conserva y almacena la leche materna correctamente | Lactancia

Comparte
Si recurres a la lactancia materna a distancia, aprende cómo conservar y almacenar la leche materna y continúa con esta hermosa etapa.

¡Que la lactancia materna no sea interrumpida por la distancia o algún otro factor! Aquí te diremos cómo conservar y almacenar la leche materna, ¡sus nutrientes beneficiarán la salud de tu bebé!

La importancia de la lactancia materna

La lactancia materna es la forma ideal en la que las madres le aportan a los bebés y niños pequeños los nutrientes que necesitan para lograr un crecimiento y desarrollo saludable.

Siempre que se tenga buena información, apoyo y decisión, todas las nuevas mamás pueden amamantar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, esto será de vital importancia para los bebés; así como la introducción de alimentos apropiados y seguros a partir de esa edad. Esto no quiere decir que a partir de los seis meses se deba retirar la lactancia materna, esta puede prolongarse hasta los 2 años o más, o bien, hasta el momento en que mamá, bebé o ambos lo decidan.Cómo conservar y almacenar la leche materna correctamente | Lactancia materna

Cómo conservar y almacenar la leche materna correctamente

Hay muchos factores por los que se debe recurrir a la conservación externa de la leche materna, situaciones por las cuales la mamá no puede amamantar directamente a su bebé, por ejemplo: es bebé prematuro, la madre tiene que atender pendientes fuera de casa sin posibilidad de llevarse al bebé con ella, ha regresado a trabajar y estará fuera de casa por algunas horas, o el bebé ingresa a guardería, etc.

Si ya encontraste el mejor método para lograr una extracción de leche materna exitosa, asegúrate de conservar, calentar y almacenar la leche de manera correcta.

A temperatura ambiente

  • Almacena inmediatamente después de la extracción.
  • Evitar dejarla a temperatura ambiente a menos que esté dentro de una bolsa, caja o lonchera térmica.
  • A temperatura ambiente dura un máximo de 3 horas, pasado este tiempo, lo recomendable es desecharla.
  • Debe permanecer tapada.
  • Almacena en cantidades pequeñas, puedes medir las cantidades dependiendo de lo que consume tu bebé; por ejemplo: si tu bebé toma 2.5 oz cada que tiene hambre, almacena en medidas de 3 oz.
  • Si estás fuera de casa, consérvala dentro de una bolsa o lonchera térmica junto con hielo o gel frío, podrás transportarla hasta un refrigerador evitando cambios bruscos de temperatura.

Refrigerador y/o congelador

  • Congela si no se va a usar en las próximas 24 horas.
  • En la parte inferior del refrigerador puede durar hasta 24 horas.
  • En la parte superior del refrigerador o en el congelador puede durar hasta 1 mes.
  • En ambos casos se almacenará hasta atrás, nunca en la puerta.Cómo conservar y almacenar la leche materna correctamente | Lactancia materna

¡Que ni se te ocurra!

  • Nunca calientes la leche en el microondas o a fuego directo.
  • No mezclar con agua, aceite, azúcar, miel o algún otro endulzante.
  • No se puede congelar, descongelar y volver a congelar.
  • Una vez calentada, ya no puede ser guardada.
  • No almacenes las sobras, se desechan.

¿Cuál es el mejor envase para almacenar la leche materna?

  • Envases y bolsas especiales comerciales para leche materna. Los envases generalmente son reusables, las bolsas no.
  • Envases de vidrio con tapa de plástico, la tapa metálica contamina la leche.
  • No guardar directamente en la mamila o biberón.
  • Asegúrate que el envase tenga el símbolo de uso alimentario y sea libre de BPA (bisfenol A).
  • Evita a toda costa los envases para análisis clínicos.Cómo conservar y almacenar la leche materna correctamente | Lactancia materna

Medidas importantes para el almacenamiento de leche materna

  • Lávate siempre las manos.
  • Usa envases esterilizados.
  • Guarda la leche en pequeñas cantidades.
  • Usa la leche de fecha más antigua primero.
  • Etiqueta los envases con cantidad, fecha y hora de extracción.
  • Recuerda que si no vas a utilizar la leche al momento, refrigera o congela.
  • Calienta la leche a baño María.
  • Si trabajas, realiza al menos una extracción para mantener la producción.
  • No ofrezcas a tu bebé la leche a temperaturas altas, esta debe estar templada o a temperatura ambiente.
  • Puedes darle la leche a tu bebé con un vaso, cuchara o  jeringa dosificadora, o en biberón esterilizado.

Ahora que ya tienes esta útil información, si tu plan es seguir con la lactancia materna, te darás cuenta que es posible aunque estés separada a ratos de tu bebé, en un futuro su salud lo agradecerá.

Fuente: Congreso Iberoamericano de Conservador de Leche Humana 2015.
Organización Mundial de la Salud (OMS)

Relacionadas


Escrito por: Pamela Montaño
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD