Nuestros sitios
Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Cómo evitar que una lechuga se oxide esta temporada de calor

Por: Danniela Juárez 04 Nov 2023
Cómo evitar que una lechuga se oxide esta temporada de calor

Si quieres que las hojas de tu lechuga se mantengan frescas y con un buen sabor, acá te enseñamos cómo evitar que una lechuga se oxide.


¿Alguna vez te has hecho este tipo de cuestionamientos sobre cómo evitar que una lechuga se oxide? Déjame decirte que no estás sola/o/e. Tarde o temprano -si es que una se da la tarea de cocinar y/o preparar sus alimentos- nos damos cuenta que hay formas y técnicas para partir una lechuga. Y para aprovecharla al máximo, checa estas 10 diferentes recetas de ensaladas con lechuga ¡fáciles y deliciosas!

Te recomendamos este video

Y no es que una caiga en la exageración cuando es verdad que al momento en que se pica la lechuga con un cuchillo ésta empieza a marchitarse y de inmediato a oxidarse. Suceso que por supuesto no es atractivo ni a la vista ni al paladar.

Existe una gran variedad de lechugas y tipos de hojas, su tiempo de vida así como capacidad de conservación varía de igual manera. La buena noticia es que realizar una generalización para simplificar cómo evitar la oxidación de hojas y lechugas es posible.

cómo evitar que una lechuga se oxide

Cómo evitar que una lechuga se oxide

Aquí te comparto mis mejores tips para partir cualquier tipo de lechuga de la forma más óptima para evitar esa oxidación. Y sí, ¡es con las manos!

1. Si no vas a usar toda la lechuga, puedes ir quitando únicamente las hojas que utilices al momento. Una lechuga siempre se conservará mejor con su tallo o raíz

2. Guárdala envuelta en papel absorbente y dentro de una bolsa de plástico.

3. Si deseas guardar la lechuga ya limpia, quita una por una las hojas de lechuga desde el tallo. Evita romper la hoja por la mitad o cualquier parte que no sea desde el tallo para evitar que se empiece a oxidar.

4. Lávalas bien y seca con un centrifugador. El centrifugador es una gran ayuda para quitar todo el exceso de agua y por ende de humedad.

5. En caso de no tener centrifugador, puedes extenderlas sobre papel absorbente para dejar que se sequen por unos 30 minutos.

6. La lechuga que desees guardar, envuélvela con papel absorbente y dentro de bolsas de plástico o recipientes herméticos.

7. Las hojas que quieras utilizar para ese momento las puedes partir con tus manos en el tamaño que quieras. El partir o rasgar las lechugas con las manos evita que tenga contacto con cuchillo y permite seguir una ruptura más natural con la hoja de la lechuga. Así la lechuga se oxida mucho menos y permanece con su color verde.

Ahora que ya sabes cómo evitar que una lechuga se oxide, te puede interesar el siguiente contenido:

Así puedes revivir las hojas de lechuga marchitas para usarla nuevamente

Cómo plantar lechugas en agua sin semillas

Saludables taquitos de lechuga con atún en seis pasos

Danniela Juárez
Danniela Juárez daniela.juarez Cocinera y sommelier. Amante de una buena sobre mesa con café y miel.
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Cocina Vital
Descarga AQUÍ el recetario Un Cariño a Mamá ¡Descárgalo GRATIS!
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!