Nuestros sitios
Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Truco casero para que no se eche a perder el pozole en el recalentado

Por: Alfredo Guzmán 14 Sep 2023
Truco casero para que no se eche a perder el pozole en el recalentado

Si te encanta el pozole, pero tienes miedo de que el sobrante se eche a perder rápidamente, entonces, te daremos un truco casero que debes aplicar para hacer que te dure por más tiempo, ¡toma nota!


Uno de los platillos que año con año se preparan en los hogares mexicanos para celebrar las Fiestas Patrias, es sin duda, el pozole. Sin embargo, en muchas ocasiones, en el recalentado pueden ocurrir contratiempos. Así que acá te cuento, qué debes hacer para que no quieres que se eche a perder el pozole. Y para saber todo, checa 5 señales de que se está echando a perder tu pozole.

Te recomendamos este video

Recuerda que este famoso platillo mexicano es uno de los más equilibrados, pues tiene proteínas y vegetales. Aunque, las tostadas y la crema elevan su aporte calórico y grasas.

Historia del pozole

El pozole es un platillo mexicano de origen prehispánico, época durante la cual se elaboraba con carne del perro tzcuintli -cuyo nombre es similar al del xoloitzcuintle- y carne humana. Además, puedes conocer 8 vinos para maridar pozole, tostadas y chiles para las Fiestas Patrias.

Tras la Conquista, los españoles comenzaron a usar carne de cerdo en la preparación del pozole, que “aparentemente tiene un sabor similar” a la carne de humano, señala doctor Alfonso de Jesús Jiménez Martínez, académico de la Universidad del Caribe.

Actualmente, el pozole es una combinación de ingredientes mexicanos, europeos y asiáticos, de acuerdo con la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios. Y ahora, te cuento un truco casero para que no se eche a perder el pozole.

no se eche a perder el pozole

¿Cómo se congela el pozole?

El maíz está lleno de almidón, de ahí que con el paso del tiempo y los recalentados es cada vez más difícil hervirlo, pues se espesa muy rápido. Primer tip de cocina, se recomienda no rebasar los 5 minutos de tiempo para hervir, ya que el caldo no se consumirá tanto. Además, la temperatura elevada tendrá el tiempo suficiente para evitar que gérmenes se desarrollen y lo descompongan. Pasos para hacerlo de manera correcta:

1. HIERVE muy bien el pozole, debe llegar a los 69 grados y estar así por 5 minutos.
2. Luego de hervirlo, SEPARA sus ingredientes sólidos y líquidos, deja que ambos tipos se enfríen de forma separada.
3. Cuando todo esté frío, LLEVA al congelador el caldo en un recipiente hermético, mientras que los sólidos ponlos en una bolsa hermética y también, congela.

Nota: procura escribir el recipiente y en la bolsa la fecha en que los congelaste, ya que de ese momento hasta los 3 meses podrás consumirlo sin problemas.

no se eche a perder el pozole

¿Cómo descongelar el pozole?

1. Antes de consumir PROCURA sacar las dos partes 12 horas antes. Pero pon los ingredientes en el refrigerador o también puedes hacerlo a baño María.
2. Debes considerar que después de calentarlo deberás COMERLO hasta en máximo 48 horas, de lo contrario se echará a perder y no es recomendable congelarlo dos veces.

TIP: En caso de que este platillo mexicano esté muy espeso, el truco casero que debes seguir es añadir más caldo fresco, ya sea de carne o de verduras.

Y ahora que ya conoces el truco para que no se eche a perder el pozole, te puede interesar el siguiente contenido:

Cómo hacer el tradicional pozole con chile ancho en 6 pasos

Delicioso pozole negro, receta fácil y rendidora

Cómo hacer pozole rojo de carne de puerco ¡En 6 sencillos pasos!

Alfredo Guzmán
Alfredo Guzmán Periodista y Comunicador | Editor Web de Cocina Vital Periodista y comunicador con más de 15 años ejerciendo mi pasión a través de las palabras, lo que significan y logran al contar historias. Apasionado con los sabores, colores y texturas de la comida.
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Cocina Vital
Descarga AQUÍ el recetario Dúos perfectos: 12 recetas para vacaciones ¡GRATIS!
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!